Analisis y comparativas de almacenamiento en la nube

Seguridad en la nube virtual: reto de futuro

¿Es seguro apostar por la computación en la nube definitivamente?

El ámbito de la computación en la nube es un sector que avanza y evoluciona a una velocidad vertiginosa. Es díficil hacer predicciones en cuanto a los parámetros en los que se desarrollará en el futuro, sin embargo es acertado decir, y en esto todos coinciden, que la tendencia es hacia un gran crecimiento de este modelo tecnológico.

Por las propias características de este modelo de prestación de servicios basados en la nube, se hace necesario estudiar cómo evolucionarán los sistemas de seguridad en el ámbito del cloud computing y si podrán estar un paso por delante de hackers y ciberdelincuentes.

 

Una de las empresas de investigación más serias de servicios de internet, Infonetics, confirma esta predicción y concluye que el fuerte incremento e implantación de servicios basados en la nube irá de la mano con un gran avance en los ingresos de las empresas de seguridad online, y que según sus modelos podría llegar a triplicar ingresos para 2017.

Los retos en cuanto a la seguridad en la nube pasan por tres enfoques principales, siempre teniendo en cuenta que son estimaciones: seguridad web, gestión de identidades y seguridad de correo electrónico.

Precisando más, las parcelas tecnológicas o productos que más inversión recibirán y que más crecimiento soportarán serán firewalls, encriptación y tokenización en los servicios online.Tendencia para los próximos añosEs interesante por tanto comprobar que la tendencia de servicios como almacenamiento en la nube, back up, servidores cloud, etc… incrementará su mercado a nivel global intensamente, llegando a virtualizar cargas de trabajo de más del 50% para principios de 2015. Sin duda hackers y ciberdelincuentes están muy al tanto de esta tendencia y atacan con todos los métodos posibles, dejando a un lado la ineficaz estrategia de ataques por fuerza bruta a contraseñas y encriptaciones.

Ahora les resultarían más eficaces métodos un poco más “de espías” si se me permite la expresión, como intentar infiltrarse en una empresa desde dentro, intentando pasar desapercibidos; intentar aprovechar cuentas o posibles fisuras de seguridad de algún empleado de la empresa; intentar instalar algún tipo de malware pero desde dentro de la propia compañía… No debe cundir el pánico puesto que las empresas basadas en la nube tienen como uno de los pilares fundamentales la seguridad. El propio mercado competitivo engullirá a quienes descuiden esta faceta a favor de los que más la mimen.

En cuestiones como el almacenamiento en la nube, por ejemplo, es diferente si queremos subir archivos a la nube que no consideramos importantes simplemente por darle algo de oxígeno a nuestro disco duro físico a si queremos utilizar la nube virtual para archivos sensibles como documentos de la seguridad social, números de tarjetas de crédito, informes médicos, etc. En cuanto a los riesgos no hay que obsesionarse con la seguridad sino tener una serie de pautas y buenas prácticas que incluyen, fundamentalmente, ser conscientes de que la seguridad empieza en nosotros mismos. Con unas sencillas pautas de seguridad no deberíamos tener ningún tipo de problema.

Por tanto debemos estar atentos al mundo del cloud computing y “subirnos a la nube”, aprovechar los servicios que nos ofrecen y actuar buscando sinergias con un modelo que promete revolucionar muchos ámbitos, tanto el empresarial como el méramente doméstico.